Champú sólido sin tensioactivos

Exclusivo champú sólido natural sin tensioactivos y libre de químicos como siliconas, sulfatos y parabenos. Una fórmula extra natural basada en ingredientes muy puros y ecológicos. Son elaborados de forma artesanal, basados en una profunda filosofía de respeto por los seres y el medio ambiente. Esta marca de champús sólidos son zero waste, aptos para veganos y contribuyen al comercio justo. Sus productos estrella son:

· Champú sólido uso diario

· Champú sólido cabello seco

· Champú sólido cabello graso

¿Qué son los tensioactivos?

Conocidos como tensioactivos, tensoactivos o surfactantes, son sustancias actúan entre "superficies" proporcionando estabilidad a una fórmula cosmética. Actúan creando espuma, limpiando, humectando y disolviendo compuestos que no son disolubles en agua. También se los conoce como emulsionantes y se encuentran en geles, champús, detergentes o cremas. Un tensoactivo puede ser iónico, aniónico, catiónico, anfótero y no-iónico, según la carga eléctrica de su molécula.

Los tensioactivos aniónicos son los más baratos, compatibles y flexibles utilizados en la industria cosmética. Todos los jabones y productos de limpieza en general se basan en este tipo de surfactantes. Cabe mencionar que estas sustancias son las más agresivas con la piel y el cabello, resultan muy irritantes y alteran la barrera protectora natural.

Nuestro champú sólido sin tensioactivos está libre de:

  • Sodium Coco-Sulfate
  • Sodium Myreth Sulfate
  • Sodium Xylensulfonate
  • Sodium Cetearyl Sulfate
  • Ammonium Lauryl Sulfate
  • Ammonium Xylensulfonate
  • Ammonium Laureth Sulfate
  • Sodium Cocoyl Glutamate
  • Sodium Cocoyl Sarcosinate
  • Disodium Cocoyl Glutamate
  • Sodium Lauryl Sulfate (SLS)
  • Sodium Lauryl Sulfoacetate
  • Sodium Laureth Sulfate (SLES)
  • Sodium C14-16 Olefin Sulfonate
  • TEA-Dodecylbenzenesulfonate
  • Ethyl PEG-15 Cocamine Sulfate
  • Sodium Dioctyl Sulfosuccinate

Las betaínas o tensioactivos anfóteros

Dada su estructura molecular, no todos los tensoactivos usados en cosmética son malos para la salud. De hecho, dentro de la categoría de surfactantes anfóteros, nos encontramos con las betaínas y aminoácidos. Compuestos como el Cocamidopropyl Betaine o el Coco Betaine son limpiadores suaves que no agreden la piel. Consiste en una mezcla orgánica derivada del coco (tensioactivo de azúcar) mucho más caro que los SLS y los SLEs por ejemplo.

Son usados en cosmética ecológica dada su compatibilidad con nuestra piel y las mucosas (PH entre 5 y 6). Permiten obtener una buena limpieza sin agredir ni irritar. Un dato interesante y de utilidad, es que usando un champú sólido basado en este tipo de tensoactivo es posible eliminar las siliconas del cabello.

¿Qué es un champú sólido?

Un champú sólido es un cosmético de limpieza en formato de pastilla que se activa y crea espuma en contacto con el agua. Está pensado para limpiar el pelo y el cuero cabelludo de forma delicada y natural. Puede usarse directamente sobre el cabello empezando por las raíces o frotándolo en las manos para hacer espuma.

Los champús naturales sólidos poseen una formulación similar a los líquidos, solo que se les ha extraído el agua. Son mejores que los productos tradicionales porque tienen una duración 2 o 3 veces mayor. En relación con el packaging, no son usados plásticos ni se fabrican envases, por lo que resultan mucho más sostenibles y ecológicos.

Ventajas de los champús sólidos

Primeramente para la salud, ya que como explicamos, se elaboran sin tensioactivos agresivos. En segundo lugar, también están libres de parabenos y siliconas. En tercero, son fáciles de transportar y la fabricación de envases y embalajes se reduce al mínimo. Por su tamaño y peso son perfectos para llevarlos con nosotros cuando vamos de viaje.

Su dureza y carencia de agua deriva en una menor necesidad de optimización en logística y distribución. Estos factores, dentro de la cadena de producción y suministro, reducen las típicas causas contaminantes. Y para nosotros resulta mucho más práctico también dado su tamaño. Así que resumiendo, suelen ser la mejor opción para cuidar el cabello, la piel, la salud y el medio ambiente.

Propiedades y beneficios de usar un champú sólido ecológico

Que un champú sea sólido no significa que sea ecológico; esto último depende de los ingredientes naturales y de la certificación. Si la marca de cosmética ecológica que escogemos utiliza aceites esenciales o extractos de origen orgánico, será mejor que otra. Los champús sólidos que son ecológicos tienen grandes propiedades:

  • Prácticos
  • Económicos
  • Sostenibles
  • No tóxicos
  • No irritantes
  • Sin sulfatos
  • Sin siliconas
  • Sin parabenos
  • 100% naturales
  • Sin derivados del petróleo
  • Muy fáciles de usar y almacenar
  • Ingredientes naturales de agricultura orgánica

Como beneficios, antes que nada estamos a salvo de químicos como los sulfatos (surfactantes más agresivos). Al usarse materias primas de agricultura ecológica, tampoco entramos en contacto con pesticidas y herbicidas. En conjunto, comprar champú sólido equivale a cuidar profundamente el organismo, la piel y el cabello. Así como proteger el medio ambiente y favorecer una forma de producción más sostenible.

Menú

Menú