Mejores champús naturales sin químicos

Hemos seleccionado los mejores champús naturales sin químicos basándonos en criterios como calidad, eficacia y pureza. Si bien hay una gran cantidad de marcas ecológicas, nos quedamos con aquellas certificadas. No vamos a incluir en esta reseña champús de marcas tradicionales que se anuncian como naturales. Nos enfocaremos exclusivamente en laboratorios biológicos distinguidos que elaboran champús sin sulfatos ni siliconas ni parabenos.

Ver champús

Uno de los productos más delicados, natural y sin tóxicos que existe, es el champú neutro vegano sin químicos. Si lo que buscas es el producto más natural debes probarlo. Muy recomendado sobre todo para el cuero cabelludo sensible; no contiene sulfatos, parabenos o siliconas. La espuma y la limpieza se obtiene exclusivamente de extractos naturales vegetales.

Además de los tóxicos recién nombrados, los champús naturales sin químicos tampoco contienen alcohol, derivados del petróleo, herbicidas y pesticidas. Es importante conocer cuáles son agentes perjudiciales para la salud que se pueden encontrar en un champú común. La industria cosmética tradicional utiliza varios químicos que repercuten en nuestro organismo.

Los champús ecológicos no solo se basan en ingredientes naturales, sino que se hallan exentos de productos químicos malos para la salud. Algunos de los compuestos menos conocidos que los SLS, SLES o PGEs, son Ftalatos, DBP, BBP y formaldehído. También debemos evitar Diethnolamine, aceites minerales, perfumes, colorantes y minerales pesados.

Lista de champús naturales sin tóxicos de las mejores marcas orgánicas y veganas certificadas

Para no extendernos mucho más, pasamos directamente a los primeros champús ecológicos y veganos recomendados. Los siguientes son algunos de los mejor valorados y más vendidos. Todos pertenecen a la exclusiva marca Natura Siberica y presentan fórmulas naturales basadas en materias primas orgánicas.

· Champú anticaída

Un complejo avanzado, profesional y de lujo para combatir la caída del cabello a cualquier edad. Oxigena profundamente el bulbo capilar y estimula el crecimiento de cabellos fuertes.

· Champú pelo graso

Textura liviana y refrescante capaz de purificar desde la raíz sin agredir la capa protectora. Levanta el cabello, aporta mucho volumen y movimiento. Destaca por el aporte de nutrientes, aminoácidos y vitaminas.

· Champú pelo dañado

Fórmula de vanguardia enfocada en la reparación profunda de las fibras capilares dañadas. Gran poder para revitalizar, reparar, hidratar y fortalecer. ¡Sin dudas, vale la pena probarlo!

· Champú pelo teñido

Capaz de prolongar realmente la duración del color en los cabellos teñidos. Sus ingredientes naturales son muy nutritivos y realzan el brillo del pelo. Ayuda a mantener los niveles de hidratación y protege de la oxidación.

· Champú pelo seco

Con seguridad, no se puede encontrar un producto tan hidratante como este. Recupera los cabellos secos basándose en los mejores ingredientes naturales. Combate la caspa, la caída y molestias, mientras que estimula la queratina y el colágeno.

Marcas especializadas en champús sin químicos naturales y ecológicos

Además de Natura Siberica existen otras marcas de cosmética ecológica que fabrican sus champús sin parabenos ni sulfatos ni siliconas. Existe una gran variedad de opciones para el cuidado capilar, sin embargo, nosotras te recomendamos las siguientes:

  • Oblepikha
  • Dr. Konopka's
  • Natura Siberica
  • Organic Shop
  • Oma Gertrude
  • Ecolatier

Cada laboratorio aporta una solución a los típicos problemas del cabello con una fórmula exclusiva. Sobra decir que los champús naturales de estas marcas están libres de siliconas, parafinas o parabenos.

En otro artículo, que estamos preparando, hablaremos de los tóxicos en cosmética que están en el punto de mira. De momento, te recomendamos que sin importar la marca, compres un champú sin sulfatos, derivados del petróleo o cualquier otro químico.

Muchos de los daños que causan agentes tóxicos como los parabenos, son irreversibles. Estos por ejemplo, se acumulan dentro del organismo y no pueden ser expulsados de ninguna forma.

Menú

Menú